Valora este post

Relación entre Proteína plasmática en Sangre y Proteína total

Lo primero de todo en cuanto a la proteína plasmática en sangre es conocer qué es la proteína total. Si desconoces este tema te recomendamos nuestro artículo donde hablamos de manera detallada y tranquila sobre qué es la proteína total.


A partir de aquí, siguiente la misma línea de trabajo que en los anteriores artículos: la ecuación es simple: proteína = Vida.

Es fundamental saber que las proteínas son esenciales, indispensables e insustituibles para la vida de los seres vivos; sean estos animales o vegetales. Propias y particulares según la especie que estemos tratando al margen de que sea esta vegetal o animal.

Sabemos que podemos suplir nuestras necesidades proteicas consumiendo derivados de leche y a través de otros alimentos vegetales ricos en estas sustancias tan complejas y que nuestro cuerpo en algunos casos no son capaces de ser procesada. En cualquier caso, el organismo debe procesarlas para transformarlas en las sustancias proteicas que nuestro organismo requiere
para su desempeño optimo a partir de partículas más reducidas en tamaño.

Pero: ¿Dónde se forman las proteínas?, ¿Cuántos tipos de proteínas funcionan en nuestro organismo? ¿Qué función realiza cada una de ellas? ¿Cuáles son los valores normales para cada una de ellas?

Son muchas preguntas que tienen respuesta con un denominador común: las proteínas que se encuentran en la sangre también llamadas proteínas plasmáticas.

Partimos de la base de que las proteínas se encuentran en el Plasma. Por esto se les denomina Proteínas plasmáticas en sangre.

El plasma es la porción líquida de la sangre que no contiene células como glóbulos rojos o blancos y está compuesta mayoritariamente por un 90% agua, 7% proteínas y el 3% restante grasa, azúcar, vitaminas, hormonas, oxigeno, dióxido de carbono, y nitrógeno, además de productos de desecho del metabolismo como el ácido úrico.

Los elementos que componen la proteína plasmática

El plasma está hecho de tres tipos de proteínas:

Albumina. Con un 60% del total de proteínas en plasma, es la proteína más abundante y se fabricada en el hígado. Se encarga de transportar nutrientes y medicamentos, oxígeno y productos de desechos a los sitios de eliminación. También ayuda a mantener el equilibrio hídrico, además, contribuye a la presión que ejerce el agua dentro y fuera de las células.

Albumina

Globulinas. Es una sustancia de carácter proteico que acelera los procesos y reacciones químicas de las moléculas. Conocidos por ser los anticuerpos o sustancias que produce el organismo para luchar contra las infecciones y enfermedades; ésta proteína se divide a su vez en cuatro subgrupos:


  • Alfa globulina
  • Alfa globulina
  • Beta
  • Gamma Globulina

Su diferencia se encuentra en el tamaño  de sus moléculas así como la carga eléctrica.

Fibrinógeno. También conocido como FACTOR I es otra proteína plasmática producida por el hígado cuya única función es producir coágulos para detener sangrados. Es un perfecto coagulante pegajoso que produce las sustancias necesarias para proteger las heridas manteniendo la costra pegadas a la herida hasta que se forma nueva piel.

Como ves, las proteínas plasmáticas en sangre tienen un valor fundamental a la hora de facilitarnos la vida. De hecho, sin ella se nos haría muy complicada la supervivencia tanto por los agentes externos como por las complicaciones derivadas de no tenerlas.

A continuación te mostramos los valores normales de proteínas plasmáticas en sangre:

  • Proteína Total: 6.4 a 8.3 g/dl (gramos por decilitro)
  • Albumina: 3.5 a 5.0 g/dl.
  • Alfa 1 globulina: 0.1 a 0.3 g/dl
  • Alfa 2 globulina: 0.6 a 1.0 g/dl
  • Beta globulina: 0.7 a 1.2 g/dl
  • Gamma globulina: 0.7 a 1.6 g/dl.
  • Fibrinógeno: 0.2 a 0.6 g/dl

El examen de proteína total mide la cantidad total de dos de los tres tipos de proteínas plasmáticas en sangre. Por un lado, albumina y por otro lado, las cuatro fracciones de globulinas.

Las proteínas plasmáticas en sangre son vitales porque su actividad en conjunto involucra la formación de todas las células y tejidos del cuerpo. Hormonas, anticuerpos, agentes de
coagulación, transporte sustancias sintéticas y naturales al organismo son algunos de sus funciones pero ni mucho menos los únicos que ya equilibran la cantidad de líquido en el cuerpo y son una fuente de energía para los músculos.

Proteínas en Sangre

Valores fuera de los común de las proteínas plasmáticas en sangre.

  • Albumina baja: enfermedad en los riñones, hígado, desnutrición, inflamación crónica
    gradual del conducto digestivo desde la boca hasta el ano (enfermedad de Crohn) más
    frecuentemente en la porción más baja de los intestinos.
  • Albumina alta: deshidratación, insuficiencia cardiaca congestiva.
  • Globulina alta: infecciones crónicas, enfermedades hepáticas o la artritis reumatoide
  • Globulina baja: anemia aguda, disfunción hepática, enfisema (bolsas de aire de los
    pulmones dañados).
  • Fibrinógeno elevado: aumenta riesgo de accidente cerebrovascular.
  • Fibrinógeno bajo: incapacidad de cicatrización de los tejidos, coagulación deficiente.

Lo más importante es que te olvides de los posibles síntomas y acudas a un médico especialista en la materia. Estás en un blog y lo éstas suelen ser algunos de los síntomas comunes pero no tiene por qué ser con tu caso.

Proteinas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *