Valora este post

Cocina una pizza natural proteica en tu casa

Si estás aquí eres uno de los nuestros. Nos encanta la pizza sin embargo, es uno de los productos con mayor capacidad de procesado y es por eso que nos vemos en la obligación de proponerte una alternativa para cocinar la pizza más sana que has podido ver.


Como en todo, seguramente hay alguien a quien no le gusta la pizza, pero es difícil. Es uno de los platos predilectos de niños, adultos, jóvenes y no tan jóvenes, gracias a su exquisita combinación de jugosos ingredientes que son una delicia al paladar.

Sin embargo, la falta de tiempo para cocinar nos ha llevado a consumir pizzas con en su mayoría son precocinadas y alejadas de la salud y el bienestar para nuestro organismo.

Innegablemente deliciosa, es de hecho, parte de lo que conocemos como comida rápida; alimentos con poco o ningún valor nutritivo y altamente calóricos para nuestra dieta.

Siendo así, no es un alimento que podamos consumir asiduamente, debe existir moderación porque contiene una gran cantidad de carbohidratos que nuestro organismo no asimila fácilmente y que por tanto provocará grandes subidas de azúcar.

Cómo preparar pizza proteica fácil de hacer en casa

Preparar una pizza es fácil sin embargo, conseguir un alto aporte valor proteico no tanto. La ventaja de preparar nuestra propia pizza es la capacidad de elección que tenemos para podemos elegir ingredientes frescos y de alto valor nutricional saliendonos de altas cantidades de grasa.

A continuación te dejamos los ingredientes para preparar tu pizza proteica. En nuestro caso, hemos elegido que destaque el pollo como un alimento rico en proteínas y que la mayor parte de los supermercados se ofrece en diferentes propuestas que permiten variar la forma y el tipo de proteína.

Ingredientes para una pizza proteica fácil de hacer con base de pollo:

Masa para la pizza

  • 400gr de Harina integral. Recordemos que la harina blanca eleva nuestros niveles de insulina lo que provocará que tengamos hambre después.
  • 200ml de agua.
  • 7gr de levadura de panadero.
  • 1cucharada de aceite de oliva extra virgen.
  • 1pizca de sal.

Cómo preparar la masa de la pizza

El primer paso para nuestra pizza proteica fácil de hacer es saber cómo preparar la masa. Es quizá la parte más importante de la pizza.

Colocamos parte de harina en un bol, dejamos unos 100gr de harina integral para ir añadiendo poco a poco a la masa. Abrimos un espacio en la harina en el centro del bol y agregamos la levadura ya disuelta en el agua. Batimos desde el centro hacia afuera con una cuchara de madera, al tiempo que vamos incorporando el resto de la harina.

Agregamos el aceite de oliva y la sal. La sal no debe entrar en contacto directo con la levadura, pues se interrumpiría la fermentación.

Volvemos a remover la masa y después preparamos el área donde la amasaremos.

Para amasar la masa de la pizza

Espolvoreamos el área con harina, colocamos la masa y empezamos a amasarla con las manos hasta refinarla muy bien, para que adquiera elasticidad y suba. Debemos estirar la masa y retorcerla. Repitiendo el proceso hasta que se vuelva elástica y no se pegue en las manos.


Masa de Pizza natural

Recogemos la masa y le damos forma de esfera, la colocamos en el bol espolvoreado de harina y lo tapamos y dejamos reposar de 45minutos a una hora.

Hacer masa natural de pizza

Como consejo, para saber si la masa está lista, hundimos un dedo y si la masa vuelve a su lugar significa que está en su punto.

La salsa perfecta para nuestra pizza proteica

Puedes poner salsa de tomate, pero como se trata de hacerla saludable, podemos hacer nuestra propia salsa con tomates frescos y especias. Si no tienes tiempo, siempre puedes comprar tomate natural triturado. Observa al comprarlo que no contiene azúcar en su composición.

Toppins para la pizza proteica.

Como el objetivo es que nuestra pizza tenga gran cantidad de proteínas; hemos utilizado el pollo como toppins principal. Sin embargo, puedes utilizar cahmpiñon y otros alimentos bajos en grasas y ricos en vitaminas.

El pollo. Elige pechuga, pues es enteramente proteína y nada de grasa. Cocínala al vapor o a la plancha y saca tiras no muy delgadas. No la incorpores cruda, pues corres el riesgo de que no se cocine bien en el horno. Agrega además, productos de temporada, anchoas, pimientos, cebolla, coles de Bruselas, coliflor, etc.

Pollo proteico en la pizza

Queso.

Para que una pizza proteica fácil de hacer en casa sea saludable, no es necesario suprimirle unos de los ingredientes que más la caracteriza, el queso, basta con elegir uno sin lactosa, que evitará la sensación de pesadez.

Cómo cocinar una pizza en el horno.

Precalentamos el horno a 210º C. Una vez que nuestra masa sube, le damos forma con un rodillo, la colocamos sobre la plancha con papel horno. Cubrimos la masa con la salsa de tomate, no en exceso, para que la masa no quede aguada y empezamos a poner los toppings.

Metemos al horno la pizza y la dejamos por 15 minutos o hasta que la masa crezca, a 210º C.

¡Lista!

Si quieres complementar tu propuesta gastronómica con una bebida adecuada, elige una bebida que no contenga azúcar como es un zumo o té.

Lo buena de la pizza natural es que hay multitud de formas para hacerla. Si no tienes tiempo, tienes la posibilidad de comprar la masa para prepararla en casa. Aunque hacer la masa no sólo te ayudará aprender a cocinar sino que te aportará sensación de saciedad cocinando.

A nivel de propuestas de pizza proteicas hay muchas. ¿Cuál es la tuya?

Alimentos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *