Valora este post

Cómo preparar un helado proteico natural

Con el verano y la llegada del calor, a muchos de nosotros nos apetece la ingesta casi constante de alimentos y productos frescos que nos ayuden a combatir las altas temperaturas fruto de estas fechas. De hecho, si quieres conocer otro producto relacionado con el verano te recomendamos leer nuestra propuesta de smoothies proteicos.


Y todos sabemos que uno de los grandes placeres del verano que tiene que ver con su gastronomía es el helado.

Habitualmente contiene gran cantidad de grasas asociadas a la nata con el que se produce este alimento.

Prepara helado proteico natural

El hecho de que estés en un régimen de ejercicio acompañado de una dieta saludable rica en proteínas no significa que tienes que perderte este gran placer de la gastronomía más veraniega.

Durante este artículo vas a conocer algunas de las opciones que permiten convertir gran parte de los defectos a nivel calórico de un helado, en algo positivo gracias a lo que nosotros hemos denominado «helado proteico».

Vamos a presentarte un helado que no venga cargado de azúcar y saborizantes artificiales. Se trata de un helado delicioso, pero sobre todo saludable y de alto valor proteico que puedes preparar en tu casa. ¿Empezamos?

El Helado Fitness casero

En el mercado, hoy por hoy, podemos encontrar helados proteicos pero podemos prepararlos fácilmente en casa incorporando frutas y vegetales naturales que seguramente tendremos en la nevera.

Recuerda que los helados que compramos contienen gran cantidad de azúcares que en el caso de que lo hagas natural en tu casa no tendrán.

Recetas naturales para helados proteicos

Helado de delicia de cereza y yogurt.

Es la primera propuesta para hacer tu helado más fitness del verano. El yogurt es un alimento base a partir del cual podemos crear increíbles recetas. Puedes utilizar el llamado Kefir del que ya hemos hablado en anteriores ocasiones y que te aseguro que puedes crear recetas únicas.

Para esta receta necesitaremos unos 150 gramos de cerezas rojas junto con dos yogures naturales.

Preparación

Pasamos el yogurt a un bol pequeño y lo batimos hasta que adquiera una consistencia cremosa, agregamos las cerezas previamente lavadas, deshuesadas y cortadas en pequeños trozos y los pasamos a un recipiente y lo colocamos en el congelador.

Media hora después, removemos nuestro helado, repetimos cada media hora durante dos horas para que conserve su textura cremosa.

¿Te has dado cuenta de que no hemos añadido nada de azúcar? La fruta ya dispone de fructosa junto con el aporte de azúcar que ya tiene el yogurt natural.


Helado de melocotón y miel

Ingredientes:

  •  2 copas de yogurt griego.
  • 2 cucharadas de miel a tu elección.
  • 3 melocotones maduros.

Preparación

Después de lavar bien los melocotones, los pelamos y los trituramos en la licuadora.

Incorporamos la miel y el yogurt, podemos elegir entre un 0% grasa o uno entero. Con el segundo, el helado nos quedará más cremoso y consistente. Si tienes una máquina para hacer helado perfecto, pero si no, coloca el helado en el congelador y remueve cada 20 minutos con ayuda de una espátula para que adquiera consistencia.

Helado cremoso de aguacate y plátano

Una propuesta diferente a la que vas a encontrar en los supermercados dónde todos los helados giran en torno al chocolocate. Las frutas como el aguacate y el plátano son ideales para preparar helado porque su carne es cremosa y suave además de ser muy saludables y rica fuente de minerales y nutrientes esenciales.

Puedes conocer más sobre el plátano y sus valores ricos en proteínas en el siguiente artículo que publicamos hace unas semanas.

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro
  • 2 bananos muy maduros
  • ½ limón
  • Miel (opcional)

Preparación

Para este helado rico en proteínas, te recomendamos dejar los plátanos en el congelador la noche de antes pelados y partidos en trozos. A la mañana siguiente, Cogemos un bol junto con la batidora dónde incluimos los trozos de plátanos congelados, agregamos el aguacate y el zumo de limón y batimos hasta que adquiera consistencia.

La miel es opcional, por eso te recomiendo usar plátanos bien maduros en su punto más dulce.

Coloca tu mezcla en el congelador y remueve cada 20 minutos para que adquiera mayor consistencia.

Súperhelado proteico de chocolate

Helado proteico chocolate

Esta receta es ideal para disfrutarla después de un entrenamiento intenso. Todos sabemos que los músculos requieren proteínas para regenerarse y seguir creciendo, pues aquí te entrego una opción deliciosa que incluye tu proteína suplemento.

Ingredientes:

  • Una porción de tu suplemento de proteína asolada sabor chocolate (puedes usar la del sabor que tengas en casa.)
  • ½ banano.
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin grasa.
  • ½ taza de yogurt desnatado.
  • Endulzante(opcional)

Preparación

En un bol mezclamos inicialmente la proteína suplemento, el cacao y el edulcorante – si es que lo queremos más dulce – y removemos hasta que todo esté bien mezclado.

Pasamos la mezcla la nevera y de ahí al congelador, removiéndolo cada 20 minutos para que no pierda su consistencia cremosa. Podemos agregarle almendras o maní finamente picados para un helado más crujiente.

Recuerda que estás recetas ricas en proteínas y minerales no son sustituto de una dieta sana. ¡Disfruta del verano!

Alimentos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *