Back to the top

Dieta de proteinas

Dietas recomendadas

Dieta de Proteínas

Una dieta proteinada o dieta de proteínas es una dieta que aporta las proteínas que el organismo necesita diariamente para realizar sus funciones y por ende mantenerse sano.

Una dieta de proteínas se caracteriza también por ser baja en grasas y carbohidratos para establecer un balance energético: consumir alimentos para obtener la energía, solo la energía que necesitamos.

Dieta sólo de proteínas

Si el cuerpo recibe más proteínas de las que necesita estas saturan los órganos de depuración como el hígado y los riñones porque el cuerpo no puede crear reservas de proteínas.

Una dieta a base proteínas, los carbohidratos y grasas son las fuentes de energía que el cuerpo toma de los alimentos, al hacer el cambio hacia una dieta basada en proteínas el cuerpo se obliga a utilizar su propia energía para funcionar, y lo hace incrementando el uso de las reservas de grasa y azúcar.

Esta es la razón por la que una dieta basada en proteínas es la ruta correcta para adelgazar.

Dieta de proteínas para adelgazar.

La dieta de proteínas es la mejor dieta para disminuir el peso corporal y esto significa hacer ajustes en nuestra dieta. La fórmula para seguir una dieta de proteínas para adelgazar funciona de la siguiente manera:

Requerimientos diarios de proteínas + reducción del consumo de carbohidratos = pérdida de peso corporal y preservación del tejido muscular.

Una dieta de proteínas para adelgazar rápido consiste en un proceso o sistema o régimen de alimentación que se logra a través de:

  • Cuidar lo que comemos: basar nuestra dieta en alimentos de alto valor biológico, es decir que aporte proteínas compuestas de aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo.
  • Ser disciplinado: ser disciplinados al seguir una dieta, que más que una dieta restrictiva es una dieta balanceada y sana con alimentos de alto valor biológico.
  • Una dieta de proteínas para perder peso incluye alimentos como huevos, lácteos bajos en grasa, pescado, carnes magras, pollo, pavo, vegetales, cereales que aportan fibra y frutas bajas en carbohidratos.

Una dieta de proteínas para adelgazar rápido consiste en un proceso o sistema o régimen de alimentación que se logra a través de:

  • Cuidar lo que comemos: basar nuestra dieta en alimentos de alto valor biológico, es decir que aporte proteínas compuestas de aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo.
  • Ser disciplinado: ser disciplinados al seguir una dieta, que más que una dieta restrictiva es una dieta balanceada y sana con alimentos de alto valor biológico.
  • Una dieta de proteínas para perder peso incluye alimentos como huevos, lácteos bajos en grasa, pescado, carnes magras, pollo, pavo, vegetales, cereales que aportan fibra y frutas bajas en carbohidratos.

Una dieta de proteínas no significa sumar más proteínas de las que necesitamos, tampoco significa eliminar la totalidad de los carbohidratos y grasas porque el cuerpo necesita una ingesta mínima de estos macronutrientes pues funcionan
como combustible para el día a día.

Al reducir el consumo de carbohidratos y grasas, el organismo “aprende a usar las reservas de los mismos, pero si los eliminamos completamente, el cuerpo utiliza las proteínas para producir energía y se crea un déficit de proteínas necesarias para regular la regeneración de células y tejidos musculares.

Dieta baja en proteínas

Una dieta baja en proteínas es recomendada a personas que padecen enfermedades renales o del hígado.

El cuerpo sintetiza las proteínas a través del hígado. Nuestro organismo descompone los macronutrientes que son las proteínas en unidades más sencillas: los aminoácidos, para tomar los que necesita para su correcto funcionamiento, el resto lo desecha a través de los riñones.

Si reducimos la ingesta de proteínas estamos reduciendo la carga para ambos órganos depuradores, logrando así reducir los síntomas de las enfermedades renales y hepáticas.

Estas dietas deben ser seguidas por un profesional de la salud para que éste oriente la forma de suplir la el déficit de proteínas que se presentará, es decir seguir una dieta apropiada.

Dieta de proteínas y el pescado

Al seguir una dieta baja en proteínas el organismo empieza a utilizar los nutrientes que forman los músculos con lo que se pierde masa muscular, entonces estas personas deben consumir alimentos que les proveen energía necesaria y el organismo utilice las proteínas para mantener su buena salud.

Para seguir una dieta baja en proteínas es necesario consumir alimentos de alto valor biológico, las que tienen todos los aminoácidos esenciales, pues estas producen menos residuos que las de menor valor proteico.

Alimentos de alto valor proteico: huevo, lácteos, carnes magras, pescado, pavo y pollo especialmente la pechuga que básicamente está compuesta de proteínas sin grasas.

Alimentos como los cereales, arroz, las pastas, legumbres, pan, frutos secos son considerados de bajo valor proteico porque no tienen todos los aminoácidos que el organismo necesita.

Seguir una dieta baja en proteínas significa elegir aquellos alimentos que aportan proteínas de calidad, no eliminar las proteínas porque nadie puede vivir sin ellas.

Por eso es importante la guía de un experto porque se deben satisfacer las necesidades nutricionales y no eliminar los alimentos arbitrariamente, porque siempre necesitaremos fibra, carbohidratos y proteínas.

Dieta solo proteínas

Las dietas restrictivas nunca dan buenos resultados, siempre tienen un efecto rebote, además como ya mencionamos, así como nuestro organismo tiene requerimiento diario de proteínas, también requiere porciones saludable de carbohidratos y grasas para obtener energía inmediata pues el proceso de obtener energía de las reservas es un poco más lento provocando que las personas que no consumen suficientes carbohidratos se sientan a menudo cansadas y poca disposición.

Una dieta de base de proteínas prima alimentos como la carne, huevo, pescado, dejando de lado cereales, frutas, verduras y lácteos que no solo aportan fibra y energía sino que también algunos son muy buenas fuentes de proteínas de calidad.

Una dieta basada en proteínas significa riesgos para la salud de nuestro organismo pues éste no funciona con un solo tipo de aminoácidos sino con una gran variedad que cumplen con funciones específicas.

El estreñimiento, halitosis, disfunción renal y hepática, cáncer, osteoporosis y envejecimiento prematuro de las células son algunas de las enfermedades relacionadas con una dieta de base de proteínas.

Las personas que practican deportes con rutinas extremas lo que asumen es una dieta hiperproteica es decir que su consumo de proteínas es mayor que el de una persona que no practica deportes.

Dieta de proteínas y verduras

El entrenamiento de alta intensidad hace que los requerimientos diarios cambien, sobre todo si se ejercita en función de aumentar la masa muscular. Después de un entrenamiento intensivo el organismo sigue sintetizando proteínas de los tejidos musculares y estos deben ser restaurados a través de un consumo de proteínas más alto de lo común.

Una dieta proteica permite alimentos de alto valor biológico pero no suprime el consumo de carbohidratos y grasas, sólo lo reduce a los niveles necesarios.

Dieta de batidos de proteínas

Los batidos de proteínas son suplementos que se obtienen de procesar alimentos como la leche, la soja, el huevo y hasta el pescado.

Al procesar estos alimentos se obtienen proteínas de fácil digestión y rápida absorción en la sangre desde donde se distribuye a todos los órganos y tejidos que los necesitan.

Estos batidos de proteínas son consumidos por personas que practican deportes de alta intensidad, que requieren regenerar tejidos para no perder masa muscular.

Pero su consumo no es exclusivo para deportistas de elite, también se pueden beneficiar de ellas personas con déficit proteico que no practican necesariamente algún deporte.

Seguir una dieta de batidos de proteínas que sustituya una dieta balanceada de 5 comidas diarias con alimentos de alto valor biológico no es una buena decisión.

La mejor fuente de proteínas son los alimentos, en ellos encontramos las proteínas que contienen nutrientes que nuestro organismo no puede producir por sí mismo, pero que son indispensables para su funcionamiento.

Un consumo excesivo de proteínas para una persona sana no significa mayor riesgo inmediato para su salud, pero si somete a órganos como el hígado y los riñones a hacer un sobreesfuerzo para sintetizar y desechar todo el exceso de
proteínas.

Por otro lado, una dosis extra de proteínas no se traduce en una ganancia de músculo por si sola, se requiere el estímulo del ejercicio. La proteína que no se consume se desecha y la que los riñones no logran desechar se convierte en
grasa acumulada, no en músculo.

Ventajas de una dieta complementada con batidos de proteínas

Teniendo claro que una dieta de batidos de proteína no es un buen sustituto de una dieta balanceada podemos beneficiarnos de ellos saludablemente:

  • Sirven como complemento en las dietas proteicas para pérdida de peso, ya que si se tienen que eliminar alimentos de gran aporte proteico pero ricos en grasa los batidos de proteínas ayudan a completar los requerimientos diarios.
  • Al perder peso o hacer ejercicio se pierde masa muscular, pero esto se puede contrarrestar con los batidos de proteínas. Después de una sesión de entrenamiento intensivo el organismo sigue sintetizando proteínas y las obtiene de los tejidos musculares sino le proveemos una fuente extra de proteínas.
  • El tipo de proteínas que encontramos en los batidos dan sensación de saciedad por mucho más tiempo y aportan una mínima cantidad de carbohidratos.
  • La sensación de saciedad que producen los batidos de proteínas más el aporte de carbohidrato justo evitan que tengamos súbitos ataques de hambre que nos lleven a comer alimentos de bajo valor proteico y ricos en grasas.

En función de los objetivos que se persiguen debe ser seleccionado el batido que complementará nuestra dieta proteica.

Generalmente los batidos de proteína de suero más puros son los mejores para un régimen de ganancia muscular y se consumen después de un entrenamiento intensivo, estos también son muy adecuados para superar carencias de proteínas
en la alimentación.

Si lo que se busca es energía para realizar una actividad física demandante la mejor opción son aquellas que contienen una mayor proporción de carbohidratos y lógicamente se toman antes de someter al cuerpo a tal actividad extrema.

Escucha Proteinass

Sobre nosotros

Te recordamos que somos un blog con el único afán de dar información de aquello que extraemos de nuestra experiencia. En cualquier caso, los temas tratados son meras opiniones. En caso de duda, consulte con su médico.

Más proteinass

Proteinass 2018 | Todos los derechos reservados
Únete a la comunidad
PROTEINASS
Consejos, rutinas, tendencias del mundo proteico & deportivo
Comenzar
close-link