Valora este post

Hábitos saludables para una correcta alimentación diaria

La combinación de ejercitación regular, dormir las horas necesarias y una alimentación sana, es la clave para lograr un peso óptimo y una vida saludable.


Para llevar una alimentación sana debemos convertir en hábito la incorporación de alimentos ricos en proteínas, minerales y
vitaminas. En anteriores artículos, hemos hablado de la importancia de realizar ejercicio físico de manera periódico como uno de los elementos indispensables para una buena salud en tu vida.

Tips para una buena alimentación

Hoy, partiendo de la básica de que nuestro cuerpo refleja nuestras elecciones. Te recomendamos algunos consejos importantes para llevar a cabo en tu alimentación. Conseguir una buena alimentación es una decisión que nos hará sentirnos bien y además no permitirá lucir un cuerpo más o menos perfecto.

La base para una buena alimentación

Incorporación balanceada de alimentos

Una alimentación balanceada y equilibrada es uno de los principales consejos para una buena alimentación que ofrecen los nutricionistas.

Casi todos los alimentos que existen de manera natural, casi ninguno, contienen todos los nutrientes esenciales que forman las proteínas. Por ello, tendencias actuales como los veganos no son recomendables para una buena base de alimentación diaria. La variedad de los alimentos ingeridos y no la cantidad son la clave.

Proteínas de origen animal

Que una buena alimentación se debe componer de proteínas de origen animal es algo indispensable para cualquiera. Respecto a la carne que comer, la carne magra es una de las recomendadas porque su aporte proteico es alto a la vez que la grasa que contiene es baja.

Carnes como pavo y pollo, son considerados hiperproteicos, especialmente la pechuga que contienen apenas de 2-5% de grasa y 22-25 gramos de proteína por porción de 100grs.


Los pescados y mariscos constituyen otro alimento rico en proteínas además de omega 3, así que no dudes en incorporar truchas, atún, bacalao para complementar una dieta equilibrada.

Proteínas de origen vegetal

Las proteínas de origen vegetal no contienen tantos nutrientes esenciales como las de fuente animal, pero si son necesarias para
complementar los requerimientos del organismo.

Entre las más completas están las lentejas, garbanzos, soja blanca y frijoles. Sí, son legumbres y tienen proteínas.

Frutas y Verduras

Incorporar frutas y verduras es una de las formas más saludables de obtener los hidratos de carbono, pero también una gran forma de hidratarnos.

Son perfecta para saciar el hambre además de que se recomienda consumir al menos cinco piezas de fruta cada día. Nuestra recomendación es que consumas fruta de temporada para potenciar los beneficios de las diferentes frutas.

Hidratos de carbono.

Muchos piensan que tener una buena alimentación es sinónimo de no incorporar hidratos de carbono a la dieta. Pues es totalmente falso. De hecho, necesitamos hidratos de carbono para utilizarlo como energía ya que las proteínas y otros componentes necesitas de los hidratos de carbono para potenciar el crecimiento.

No tengas miedo en incorporar pastas, arroz, papas y cereales de forma equilibrada.

Consumo moderado de sal.

Cuanto más sal consumamos más cantidad de sodio eliminaremos a través de la orina, provocando una descalcificación de los huesos. El exceso en el consumo de sal dificulta también la acción purificadora que los riñones realizan sobre la sangre.

En resumen, consume la menor cantidad de sal posible.

Consume Agua

Hidratarse correctamente es parte de una buena alimentación, es muy común escuchar la recomendación de los famosos 2-3 litros de agua diario, pero lo más sabio es escuchar a tu cuerpo, porque las necesidades varían según el momento y el entorno.

A veces sentimos que tenemos hambre cuando en realidad lo que nos pide el organismo es agua. No dudes en escuchar a tu cuerpo.

Otros consejos para una buena alimentación, que no tienen que ver directamente con los alimentos en nuestra dieta, pero si con aspectos o hábitos que nos ayudarán a lograr nuestro objetivo de alimentarnos de forma adecuada.

Uno de ellos es el horario de las comidas. Da igual que hagamos 3, 4 o 5 comidas diarias, debemos establecer horarios y respetarlos, para que nuestro cuerpo realice sus funciones de forma lógica también.

Planifica tus comidas y evita improvisar. En multitud de ocasiones el improvisar el obliga a no planificar correctamente tu dieta y a caer en comidas no recomendablesp or falta de tiempo.

Y por último, pero no por eso menos importante. Aprende a masticar bien los alimentos. El hecho de masticar bien los alimentos hacen más fácil la digestión y te sentirás saciado mucho más tiempo.

Hasta aquí nuestros consejos a la hora de una buena alimentación. Hay mucho más pero creemos que estos son los más destacados.

Rutinas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *